Mercado 18 de Julio

Denominado originariamente Mercado Nuevo, por contraposición al más antiguo Mercado Central, fue construido en el año 1868.

De singular inserción en el centro de la manzana, ubicación sin paralelo en nuestro país, el edificio se rodea de callejuelas que se comunican a los cuatros lados de la manzana a la trama de calles de la ciudad.

El edificio responde a una organización de tipo basilical con una nave central y naves laterales a cada lado. En el otro sentido, otra nave a manera de transepto atraviesa ortogonalmente el conjunto. Una galería perimetral porticada formada por arcos de medio punto que descansan sobre pilares, rodea el edificio. Esta solución espacial formal y constructiva lo emparenta con los tradicionales claustros e iglesias europeos del período románico; curiosa solución adoptada para la función de mercado. El edificio se ingresa por cuatro entradas ubicadas en el medio de sus lados. Las dos puertas correspondientes al transepto son las más resaltadas con frontón triangular y austeras volutas en la mampostería. La puerta este presenta en relieve la fecha de su construcción escrita en números romanos.

Rodean al edificio una galería formada por una serie de arcos de medio punto. En los muros que superan el nivel de los techos, se abren arcos escarzanos. La estructura de los techos está constituido por cerchas y tirantería de madera, que soportan un techo de tejuelas y tejas francesas. Originariamente el mercado contaba con avances tecnológicos de la época tales como un moderno sistema de abastecimiento de agua por molino y tanque, que fue retirado cuando se instaló la red de agua corriente.

Existieron modificaciones realizadas por el Arqto. Armando I. Barbieri en su calidad de Intendente del Departamento a comienzos de 1950: las bóvedas subterráneas construidas para conservar mercaderías fue clausurado, el piso de piedra losa que constituía las veredas fue sustituido por baldosas calcáreas y se revistió con las piedras retiradas las columnas exteriores,para protegerlas de la suciedad provocada por las salpicaduras de los vehículos; las divisiones de madera entre los puestos fueron sustituidas por mampostería. Las calles perimetrales que eran de tierra, fueron empedradas con adoquines.

 

 

 

 

 

 

 

El edificio funcionó como mercado hasta fines de la década de 1990, cuando los pocos puestos de feria que quedaban fueron realojados en otras partes de la ciudad y se iniciaron los trabajos de restauración para instalar un proyecto de fomento a la microempresa. En esta oportunidad, además del retiro de construcciones agregadas que no eran originales (mostradores, divisiones, etc) se repararon los techos, revoques, y se colocaron las puertas y cerramientos vidriados, con los que el edificio no contaba hasta ese momento.  No llegando a concretarse ese destino empresarial, el edificio se transformará en espacio de exposiciones y ferias culturales. En 2010 se sustituyó el piso interior de 1950, muy dañado en los tiempos de mercado, y se colocó un pavimento nuevo de porcelanato gris. Además se construyeron dos gabinetes higiénicos nuevos. En 2000, 2011 y 2013, se realizaron en sus instalaciones las Bienales de Arte de Salto.

 

DESCARGAR FICHA

3 comments

  • Nuevamente se presenta un error, al decir lo siguiente: “…donde antiguamente existió el denominado Mercado Central o Viejo…”
    Donde se construyera el Mercado 18 de Julio, anteriormente al mismo no existió otro, por lo que se refieren al edificio que aloja al Museo del Hombre en Zorrila y Brasil.

Deja un comentario