Las cuatro estaciones. Grupo escultórico

4 estaciones

Las estatuas de las “cuatro estaciones” situadas en la Plaza Treinta y Tres Orientales fueron colocadas en diciembre del año 1910. Fueron fabricadas en hierro fundido, en Francia, en la región de los hornos metalúrgicos de la Haute-Marne, por la empresa Val d’Osne. El autor artístico de estas cuatro piezas fue Mathurin Moreau, quien creaba artísticamente el modelado inicial y a su vez conocía la técnica y las condicionantes que le imponía la técnica de la fundición de metales, logrando potenciar entre sí ambos procesos en un refinado resultado, fiel representación de las artes decorativas presentes en las ciudades francesas en el siglo XIX.
La llegada de las estatuas a la ciudad de Salto se produce en el año 1910 en la ocasión de los trabajos de remodelación que afrontaba el primer intendente del Departamento, el Dr. Marcelino Leal y con la dirección del paisajista francés Racine.

Las cuatro estatuas representan las cuatro estaciones del año. El significado de cada una de ellas no se interpreta a partir de la vestimenta de las figuras femeninas, como se entendió durante mucho tiempo, sino en los elementos que estas damiselas portan en sus manos. El fuego indica el invierno, las flores la primavera, el trigo el verano, las frutas el otoño. Las estatuas tienen una altura de un metro y medio, la menor de las escalas con que las producía la fábrica, existe en otras ciudades sudamericanas las mismas piezas en el doble de tamaño (en la ciudad de La Plata y en Valparaíso).

Durante muchos años las estatuas lucieron su refinado y melancólico color oscuro metálico sobre los pedestales de mampostería con revoques de imitación piedra. En los inicios de la década de los años 70, otra remodelación de la plaza cambia las esculturas de lugar alineándolas a ambos lados de un camino principal, perpendicular a la calle principal de la ciudad. Propio de la seguridad en sí misma de la arquitectura de esta época, en un intento de “modernización”, y quizás también debido a un desmerecimiento por envejecimiento de la superficie de terminación de las esculturas, estas se pintan de blanco y se colocan sobre pedestales prismáticos revestidos con plaquetas de mármol.

En la actualidad se encuentran iniciados los estudios previos a una restauración de las estatuas. El tratamiento superficial original aún no se ha determinado con certeza, ya que la fábrica las vendía con tres terminaciones diferentes siendo una de ellas la del metal fundido al natural. Actualmente están cubiertas por capas de antióxido y pintura.

macetasLa firma de la fábrica Val d’Osne está también en dos grandes vasos que actualmente se han movido hacia la entrada de la Intendencia Municipal de Salto.

 

Deja un comentario