Hotel Concordia

RESEÑA HISTÒRICA
El Hotel Concordia, fue proyectado por el Ingeniero francés, Eduardo M. Castells, antes de 1865 (se sabe que en 1860 funcionaba como fonda).
“En este hotel se hospedaron todas las personalidades de la época: políticos de los partidos tradicionales, artistas, viajeros, estancieros, siendo el eje de reuniones de las sociedades francesas e italianas que festejaban sus fechas patrias en sus amplios salones decorados con muebles europeos. Las sociedades patrióticas uruguayas festejaban también allí el 25 de agosto.
El 23 de octubre de 1933, en la habitación número 32, se hospedó Carlos Gardel quien vino a Salto acompañado de su orquesta”.
El edificio ha sufrido considerables modificaciones, tales como la demolición del emblemático mirador y la alteración total de su fachada original, así como las necesarias para adecuarlo a las exigencias de un hotel moderno.
Desde 1996, comenzaron los trabajos de reciclaje que aún continúan con el fin de devolverle su antigua imagen.

Es un complejo de dos pisos, organizado en torno a dos patios, con acceso por la calle principal y una antigua entrada de carruajes por la actual calle Grito de Asencio. El primer patio, está resuelto con un equipamiento característico de los patios andaluces, mientras que el segundo, entendido como patio de servicios y contiguo a las caballerizas es más recoleto y de resolución más austera.
Los dos presentan una exuberante vegetación que además de ser propicia para atenuar los estíos salteños, realza sus valores ambientales.


La antigua fachada, de marcado eclecticismo francés se estructuraba acentuando la gran puerta central de acceso y su remate superior. El nivel inferior presentaba un tratamiento mural austero, mientras que el superior, más trabajado enmarcaba los vanos con semi columnas adosadas. Completaba la ornamentación general la presencia de elaboradas rejas y balcones de hierro.
Era destacable el equipamiento de los distintos salones y habitaciones, del cual aún se conservan espejos del comedor, sillas Tonnet de la sala de billares y muebles de la época que actualmente realzan el salón de Te y eventos sociales.
A pesar de las alteraciones sufridas en la fachada, el actual acceso lateral que conserva la decoración originaria permite descubrir un universo interior de patios, galerías y habitaciones de extraordinario valor urbano-arquitectónico y testimonial que nos retrotraen a una época de esplendor de la ciudad.
PLANIMETRÍAS Y ALTIMETRÍAS

DESCARGAR ARCHIVO

2 comments

  • Es hermoso, los patios, los ambientes, la arquitectura, las plantas y no debemos olvidar o dejar de lado a las mascotas, que son parte del Hotel. Además la paz que se siente en medio de tanto ruido a su alrededor. Es historia en pleno centro de la ciudad de Salto, la ambientación acorde con el edificio. También muy bien utilizado en los diversos eventos culturales que se realizan semana a semana.
    Me encanta mostrarlo a los que vienen a Salto y quienes han venido a hospedarse en él, quedan encantados con el lugar, hay quienes dicen que no pueden creer que exista un lugar así en el centro de la ciudad.

  • Conoci hace unas semanas el hotel. No estuve alojado alli, solo entre a recorrer sus patios y quede maravillado. Habia llovido el dia anterior y los patios mojados trajeron inmediatamente a mi mente los escenarios en los que podria haber transcurrido la novela de Garcia Marquez “Cien años de Soledad”, la vegetacion exhuberante y el tono señorial del edificio…. solo faltaba que aparecieran Aureliano Buendia o Isabel despertando de esas lluvias interminables. Caminar en silencio y sin apuro por el laberinto de patios del hotel es una experiencia inolvidable, por un momento ya no estaba en Salto sino en Macondo….

Deja un comentario